¿Cómo hacer la mejor carne asada?

En enero los festejos siguen y una carne asada es el pretexto ideal para reunirse.

Hay muchas formas de hacer carne asada, aquí te damos algunos consejos para que obtengas el mejor sabor al momento de prepararla.

Una gran carne asada debe saber, ante todo, a carne. Debe saber rica y jugosa, con un sabor ahumado de la parrilla o asador. También, debe ser lo suficientemente tierna como para poder comerla en un taco o burrito, pero lo suficientemente sustancial como para ser servida como un bistec y comerla con cuchillo y tenedor. Finalmente, el marinado debe tener un buen equilibrio de sabores, sin un ingrediente único que opaque a cualquier otro.

La carne asada se realiza con varios tipos de corte, a continuación te compartimos 2 cortes que sin duda son excelentes para una carne asada de fin de semana.

DIEZMILLO

Es muy parecido al Rib Eye en sabor y jugosidad, y perfectamente puede ser el centro de cualquier carne asada para compartir.

bigstock--148241267.jpg

AGUJA NORTEÑA

Es un corte famoso en estados como Nuevo León, es en realidad diezmillo con hueso, y ese precisamente es el secreto: el hueso ayuda a controlar la temperatura (la carne se tarda más en cocer), y si lo haces a temperaturas bajas lograras un corte blandito y delicioso.

bigstock-grilling-new-york-strip-steaks-122926346.jpg

Experimentar con los marinados

Aparte de agregar sabor, un buen marinado tiene tres objetivos: mejorar la textura al permitir que la carne retenga los jugos mejor, mejorar el oscurecimiento de la superficie y ablandar.

Puedes realizar un marinado clásico y fácil con una mezcla básica de jugo de lima, ajo, cilantro, aceite de oliva y chiles (puedes utilizar una selección de chile pasilla, chile ancho y algunos chiles chipotles).

El último paso y el más divertido: Asar a la parrilla.

Para asar la aguja norteña te recomendamos lograr un término de ¾ con un sellado a la inversa (asar a fuego indirecto y luego sellar), para que se dore y quede crujiente en el exterior y suave en el interior. El tiempo aproximado para alcanzar este término es de 5 a 6 minutos de cada lado (depende del grosor de tu corte).

Un detalle importante

Una vez que el corte salga del asador y descanse por un minuto para llegar a su temperatura final, asegúrate de cortarlo perpendicular a las fibras muy pronunciadas que aparecen en la carne. Si no lo haces de esta forma quedarán largas fibras musculares en la carne, lo que hará que se sienta difícil de masticar.

Una última recomendación

Para lograr que la carne logre absorber el sabor del marinado normalmente se necesitan al menos 3 horas, si tu carne asada surgió de improviso te recomendamos los sazonadores de La Mera, te ayudarán a darle un toque especial a esa carne asada improvisada.

Ossi Leyva