El secreto de una arrachera bien suave

Algunos cortes como la arrachera, la fajita o la picaña son muy buenos cuando se asan enteros. Peri, como siempre, el chiste es saberlos preparar. Un truco super fácil es rayarlos:

Se hacen cortes diagonales que rompan las fibras de la carne, sin cortarla por completo (en ambos sentidos para formar rombos).

Se sazona (o marina) completamente igual y se asa la pieza completa en el asador, de preferencia a término medio o tres cuartos.