Una chuleta súper fácil y de lujo

Dicen que "el puerco es malo". Y sí, comidas sumamente altas en grasa o muy condimentadas no son lo mejor. Pero, ¿todo el puerco es malo? Nosotros estamos seguros de que no es así. Hay de carnes a carnes. Aquí unos consejos para disfrutar unos cortes de lujo:

  • En cortes de puerco, más grueso es mejor. El puerco es muy fácil de cocinar y los cortes de puerco en realidad son muy poco grasosos. Elige chuletas de casi 2 pulgadas.
  • Cocinar manteniendo la carne húmeda, le inyecta sabor y suavidad. Nosotros hemos probado cocinando con caldo de res (y hasta con diferentes mermeladas).
  • La carne de puerco tiene un color diferente a la carne de res, a veces se ve "muy blanca" y pensamos que no está lista. Hay que tener cuidado de no quemar o secar la carne esperando que cambie de color.
  • Los cortes con hueso son más jugosos y sabrosos, además de que el hueso a veces protege a la carne de calentarse demasiado (y secarse).
consejospuerco.jpg

Lo único que hay que hacer es sazonar (con sal, ajo y especias), agregarle unas gotitas de aceite de oliva y acomodar en la parrilla (o sartén). Y acompañar con vegetales.

Nosotros seguimos haciendo experimentos con cortes de puerco, por lo pronto estamos seguros con estos dos. ¡Feliz Miércoles de Puerco!

Rib Chop

Rib Chop

Porterhouse Chop

Porterhouse Chop