10 Tips Básicos para una Mejor Parrillada

Preparándonos para los eventos de esta semana, nos encontramos con estos consejos en el Blog del Asado. Las recetas pueden estar muy ricas, pero el chiste es la técnica del que está asando. Hay que aprender de los expertos, aquí hay 10 consejos de Kevin Kolman:

  1. ¿Líquidos para encender el carbón? ¡DE NINGÚN MODO! No hay ninguna razón por la que debas seguir usándolo. Se evapora, y ¿quién quiere los vapores químicos que esto expide debajo de su comida? Los encendedores estilo “chimenea” y los cubos de parafina son mucho más limpios y efectivos.
  2. Pre-calienta el asador. Pre-calienta el asador con la tapa puesta durante diez o quince minutos para preparar la parrilla. Con tu carbón al rojo vivo, o todas las hornillas de tu asador de gas en fuego alto, la temperatura debería alcanzar los 250ºC. El calor afloja los pedacitos de comida que quedaron pegados a la parrilla, lo que facilitará quitarlos con un cepillo. Pre-calentar también ayuda a que la comida no se pegue, y a obtener un sellado increíble. 
  3. Mantenlo limpio. Cuando algunos restos de comida se pegan a la parrilla, y la parrilla está caliente, límpiala con un cepillo de acero inoxidable. Este paso no solo es importante para la limpieza. También previene que tu comida se pegue. Algo muy importante: usa un cepillo de acero si tienes una parrilla de hierro vaciado, o “cast-iron”. 
  4. Aceita la comida, no la parrilla. El aceite previene que la comida se pegue. También le da sabor y humedad. Es mucho mejor untarle aceite a la comida que a la parrilla. No desperdicias aceite, y evitas una situación potencialmente peligrosa. 
  5. Aprende a ser directo o indirecto. El fuego directo (cuando este está directamente debajo de los alimentos) es mejor para piezas de comida relativamente pequeñas y tiernas que puedes cocinar en veinte minutos o menos. El fuego indirecto (cuando está a los lados de tu comida) es lo mejor para piezas más grandes o más duras que requieren más de veinte minutos de cocción. 
  6. Manteniendo la temperatura. El carbón encendido necesita oxígeno. La tapa debería de permanecer cerrada lo más posible, pero mantén las ventilas superiores e inferiores abiertas. Asegúrate de quitar las cenizas del fondo de tu asador con regularidad para que no bloqueen las ventilas. Un fuego de gas también necesita aire, el cual obtiene de las aperturas en el fondo de la parrilla. 
  7. Cierra la tapa. Por razones muy importantes, la tapa debería permanecer cerrada el mayor tiempo posible mientras cocinas. Número 1: mantiene la parrilla lo suficientemente caliente para sellar tu comida. Número 2: Acelera el tiempo de cocción y evita que la comida se seque. Número 3: mantiene adentro el sabor ahumado que se da cuando la grasa y los jugos se vaporizan en el asador y Número 4: controlaesas llamaradas que queman tu comida, al limitar la entrada de oxígeno. 
  8. La clave es la caramelización. Una de las principales razones por la que la comida preparada a la parrilla es tan popular es por ese sabor que te da el sellado, ese color dorado increíble. Para desarrollar un sellado perfecto, evita voltear demasiado tu comida y utiliza el nivel adecuado de calor. Tu paciencia te ayudará a obtener alimentos caramelizados. Esto provoca literalmente cientos de olores y sabores. Como una regla general, procura darle vuelta a tus alimentos solo una vez. 
  9. Doma la flama. Las llamaradas ocurren; esto puede ser bueno, pues sellan la superficie de lo que estás asando. Pero demasiadas llamaradas pueden quemar tus alimentos. Mantén la tapa puesta el mayor tiempo posible. Esto limita la cantidad de oxígeno dentro del asador, lo que ayuda a extinguir esas llamaradas. Si las llamas se te salen de control, mueve los alimentos a fuego indirecto temporalmente, hasta que estas se extingan un poco. Después, puedes regresar la comida a su lugar. 
  10. Vigila el tiempo y la temperatura. Si estás parrilleando en un clima frío o a una mayor altitud, el tiempo de cocción será mayor. Si el aire está soplando muy fuerte, bajará la temperatura de tu asador de gas y elevará la del de carbón. Las parrilladas son un arte y una ciencia. Ponle atención a estos factores.