Hamburguesas veraniegas

Con "Hamburguesa" lo más común es que nos imaginemos carne molida, queso amarillo, tomate, aguacate y papas a la francesa. Así que chiste.

Las hamburguesas son una oportunidad para experimentar, con mezclas de carne, aromas o hasta diferente pan. En ningún lado está escrito que la hamburguesa tiene que ser siempre igual (yo por ejemplo, muchas veces me la como sin pan).

Nos encontramos un post en The Kitchn con diferentes ideas para hacer hamburguesas:

Salmón y limón.

Salmón y limón.

El salmón es muy delicado, no hace falta molerlo, es suficiente con picarlo en cuadritos chiquitos y voltearlas con cuidado. 

Carne de res y una mermelada de cebolla.

Carne de res y una mermelada de cebolla.

Con la cebolla caramelizada, a veces hasta otros vegetales estorban. 

Pollo y aguacate.

Pollo y aguacate.

Trata de buscar pollo natural y fresco (de preferencia de libre pastoreo) así no le va a salir "agua".

Carne de res y salsa de chipotle.

Carne de res y salsa de chipotle.

Tan fácil como licuar un chile chipotle en la salsa de tomate. Por cierto, no es lo mismo una salsa de tomate hecha en casa, con sabor a tomate y condimentos.. que una marca muy barata con saborizantes artificiales. 

Pavo y mostaza.

Pavo y mostaza.

Igual que el ejemplo del pollo, la calidad de la carne tiene mucho que ver. Lo mismo que la mostaza, puedes experimentar con sabores dulces.

Aprovecha el verano, prende el asador y experimenta. Pide mezclas de carne en tu carnicería o busca diferentes panaderías. Date una vuelta por el área de vegetales en el mercado y revuelve los antojos.