Consejos de pollo

Cada vez más las personas están buscando mejores opciones para alimentarse. A nosotros nos gusta saber de dónde vienen los alimentos. Y sabemos mezclar los mejores ingredientes, además de hacer la comida más saludable... es lo que lo hace más sabrosa. Hay que saber escoger.

En el caso del pollo, es mucho más fácil que la res. Puedes separar muy fácilmente entre la pechuga y el piernil. La pechuga (filete de pechuga, milanesa, pechuga con hueso) es menos grasosa y se cocina mucho más rápido. El piernil (pierna, muslo) y las alitas; tienen más grasa (y por lo tanto más sabor). Por eso se cocinan un poco diferente. Lo mismo sucede cuando el pollo tiene piel (grasa=sabor) o hueso.

¿Y el pollo que es orgánico?

Que un producto sea orgánico (y esté certificado como tal) significa que, para su producción, se siguen una serie de protocolos y estándares. En el caso del pollo, algunos de ellos son:

- Las aves son criadas de forma orgánica a más tardar dos días después de nacidas y siempre tienen acceso al aire libre.

- Son alimentadas con productos orgánicos certificados toda su vida. Esta alimentación no contiene subproductos animales, antibióticos o granos genéticamente modificados y no se utilizaron pesticidas o fertilizantes químicos durante su producción.

- El uso de medicamentos, antibióticos y hormonas está prohibido (además de las regulaciones normales para la producción de pollo).

La Mera