Mitos y verdades sobre el huevo

Existen muchas preocupaciones acerca de los valores nutritivos del huevo, desde que si están hormonados para hacerlos más grandes hasta que comer huevo puede aumentar tus niveles de colesterol, existen algunos mitos que alguna vez escuchamos de nuestras abuelitas y que hoy en día la ciencia comprobó que son falsos, por ejemplo:

1.- El elevado contenido de colesterol presente en la yema aumenta los niveles de colesterol en la sangre

 

Falso

Si bien es cierto que el huevo contiene colesterol, múltiples estudios demostraron que el colesterol que se ingiere con los alimentos no influye en el colesterol sanguíneo ni en las enfermedades cardiovasculares.

 

2.- Hay que evitar comer huevos crudos

Verdadero

Una cocción adecuada asegura que el huevo alcance la temperatura suficiente para destruir la salmonella, bacteria que puede estar presente y que es capaz de provocar diarreas. Para ello, la cocción debe superar los 60°c en todo el huevo.

 

3.- Se deben de lavar antes de guardarlos en el refrigerados

Falso

La cáscara de los huevos es porosa y posee una fina película protectora. Cuando los lavamos, facilitamos el ingreso de posibles microorganismos, donde rápidamente proliferan. 

 

4.- Los huevos de color son más nutritivos que los blancos

 

Falso

El color de los huevos no influye en su valor nutritivo ni en su calidad. El tono simplemente varía según la raza de la gallina.

 

Ahora puedes comer huevo sin tanta preocupación y si aún así no estás seguro o prefieres algo de más calidad, puedes cambiar al huevo orgánico, de venta en la mera mera.